Inicio / Cultura / Poesía alteña “El alto de pie nunca de rodillas”

Poesía alteña “El alto de pie nunca de rodillas”

El lenguaje poético es como nuestro país: formándose, sique transformándose, enriquecido por el aporte personal de cada escritor, según su habla, su tradición y su peculiar modo de entender a la vida y a la historia.

 

Director de Centro de Poesía Albor Arte y Cultura, Willy Flores autor de algunos poemas señalo “no podemos olvidar las fatídicas jornadas de octubre, es también un legado que nos deja los jóvenes, adultos, adolescentes, niños en poesía para que no se olvide ningún alteño específicamente ningún boliviano de que El Alto piensa primero en su país.”

 

Panorama general de la poesía boliviana:

 

El romanticismo,  que abarca los últimos años del siglo XIX y los primeros del siglo XX. En esta primera época la figura de relieve es Ricardo José Bustamante, que junto a María Josefa Mujia y Manuel José Tovar representan el romanticismo inicial.

El modernismo, que propone una revolución en la poesía con una forma límpida, transparente y musical con temas exóticos fuera de la realidad boliviana, aunque también se afirman formas de cierto costumbrismo y folklorismo nacional. Tres son las figuras notables del modernismo: Ricardo Jaimes Freyre, Franz Tamayo y Gregorio Reynolds.

El vanguardismo, se manifiesta en los años próximos a la guerra del chaco; acontecimiento que promueve las expresiones poéticas nutridas por un lado, de cierto objetivismo realista y por el otro, de un intimismo de profunda subjetividad.

La poesía contemporánea, cuyos representantes siguen la línea en la vanguardia entes enunciados, imprimiendo a sus versos la preocupación sobre el hecho de escribir; elemento recurrente que se encuentra no solamente a través de la poesía denominada “comprometida” o “social”, sino en la expresión del poeta de una soledad existencial.

Aproximación a algunos poetas bolivianos

Franz Tamayo (1879-1956). Mestizo, hijo natural, rico heredero, político, filosofo y pedagogo, Tamayo vivió el drama de su época y su país. Vivió toda su vida retraído, parapetado en su orgullo, en pie de guerra contra el conformismo y los prejuicios sociales. Tamayo ejerció una especie de dictadura moral e intelectual durante más de tres décadas.

Oscar Cerruto (1912-1981). Considerada como uno de los grandes exponentes de las letras bolivianas, aun mas allá de nuestras fronteras. Cerruto nunca quedo satisfecho con su trabajo, busco siempre ir perfeccionándolo progresivamente. Intimista pero enamorado, Cerruto le canta a la belleza y al amor con sus imágenes y sentimientos.

Yolanda Bedregal (1916). A quien se denomina “Yolanda de Bolivia”. Muestra en su poesía cierto expresionismo romántico con una variedad de temas que van desde la confidencia íntima hasta la protesta contra la injusticia social.

Eduardo Mitre (1943). Una de las principales voces de la nueva poesía boliviana. Es también catedrático de literatura y critico de poesía y narrativa. Es el poeta que busca obstinadamente un nuevo lenguaje y maneja símbolos y signos con  destreza de malabarista.

Además es necesario incentivar a jóvenes sobre la historia y reflejar con poemas los hechos sucedidos y que puedan expresarse sobre lo que sienten, sus ideas que tienen que ver con nuestro país.

 

 

 

 

 

Acerca de Lourdes Callizaya

Ver también

Generación Manq’a: Educados para alimentar al Mundo.

Aún es imposible creer, como en tan poco tiempo, las y los jóvenes de El …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *