Inicio / Organizaciones sociales / Historia de la FEJUVE de El Alto

Historia de la FEJUVE de El Alto

En 1985, cuando la ciudad de El Alto estaba por adquirir su categoría de ciudad, mediante Ley 1014 promulgada por el entonces presidente del Congreso Julio Garret Ayllón, ante la oposición de Víctor Paz Estensoro, la Federación de Juntas Vecinales de esta ciudad estaba por cumplir 28 años.

El primer paso para la conformación de la primera organización vecinal de El Alto se efectuó el 3 de julio de 1957, con la fundación del Concejo Central de Vecinos, siendo su primer presidente Juan de la Cruz. Entonces el germen de la futura Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) alteña aglutinaba a las zonas Villa Dolores, 12 de Octubre, Villa Bolívar, 16 de Julio, Alto Lima, Mariscal Ballivián y Mariscal Sucre.

Retrocedamos un poco más, en 1904 comenzaron a asentarse las instalaciones de importantes empresas como el Ferrocarril La Paz–Guaqui y La Paz–Arica, la Empresa de Navegación del Lago Titicaca (1912), la Escuela de Aviación, (1923), oficinas del Golf Club, (1925), los depósitos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (1933), entre otros.

El personal que trabajaba para estas empresas pernoctaba ahí y construyó sus primeras viviendas en el sector de La Ceja, ya que el transporte desde sus hogares hacia sus fuentes de trabajo era casi inexistente.

Fue luego de la primera Parada Militar, durante el gobierno de Enrique Peñaranda, cuando Julio Téllez García, propietario de los terrenos de la Ceja, comenzó a vender lotes. Las primeras familias que compraron esos terrenos se asentaron en el lugar y constituyeron la base para atraer a más familias. Entonces, cada lote de terreno costaba 50 centavos de boliviano.
Demanda por servicios básicos

Los primeros vecinos de La Ceja tenían como principal problema la carencia de agua potable, pues se proveían del líquido elemento trasladándolo en latas desde la zona paceña de Munaypata o lo obtenían a cambio de una taza de café en la Estación de Ferrocarriles de la zona 16 de Julio.

Es en ese contexto, ante las necesidades de servicios básicos de agua, luz, alcantarillado, transporte, salud, educación y vías de acceso, que los vecinos comienzan a organizarse en juntas vecinales.

En 1952, en las jornadas de la revolución de abril, cuando los fabriles de La Paz se alzaron contra del régimen militar de Hugo Ballivian, aparecieron por la Ceja los mineros de Milluni, con dinamitas en mano, para derrotar al ejército logrando consolidar la revolución del 52.

El principal dirigente de los trabajadores de ese distrito minero, Natalio Mamani, se convirtió tras la ‘relocalización’ en un vecino alteño más. A partir de ese año, los comandos políticos del Movimiento Nacionalista Revolucionario promovieron la organización de las juntas vecinales.

Nueve años más tarde, el 8 de diciembre de 1966, el Concejo Central se consolida como la Sub-Federación de Juntas vecinales de El Alto, en representación de las 30 juntas vecinales que la conformaban, siendo su presidente Manuel Chávez, destacado dirigente vecinal de la zona Alto Lima, toda esta organización y creación se debe a que los alteños no eran atendidos por las autoridades municipales de La Paz, como tampoco por la Fejuve de esa ciudad.

La semilla para crear una federación autónoma e independiente fue germinándose año tras año, ante las necesidades también crecientes de los habitantes alteños. En 1979, esta organización logra ser reconocida como Federación en el Congreso Nacional de Juntas Vecinales (CONALJUVE), realizado en Tarija, siendo su primer presidente Raúl Urquizo.

De esa manera, la Fejuve alteña se convirtió en una Federación Especial junto a Llallagua, siendo parte de las 11 federaciones que componen Conaljuve.

Fejuve, actor político

La Federación de Juntas Vecinales de El Alto se destacó de las otras organizaciones sociales por la unidad y fuerza que tiene, se ha convertido conlos años en la organización más combativa y organizada del país y es una de las entidades más representativas de la ciudad alteña.

Desde que nació como Concejo Central de vecinos la entidad matriz de las juntas vecinales no fue apolítica, ni apartidaría, pese a que sus dirigentes pregonaron que la organización era cívica, en 1957 cuando se creó el concejo central de vecinos tenían en su directorio a los miembros del comando zonal del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y nadie olvida su rol en las jornadas de octubre de 2003, cuando lograron la expulsión de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Acerca de Redacción Central

Ver también

LA ISLA DEL SOL EN TENSION…

La Isla del Sol, el lugar ideal para entender la espiritualidad de los Andes, el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *